viernes, 19 de junio de 2009

JUSTIFICACIÓN

Este proyecto tiene la finalidad de que los docentes cambien los hábitos de enseñar las matemáticas, dejen atrás viejas formas de enseñar, ya que solo perjudican a los alumnos retrasando su aprendizaje, además pretende que incluyan el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en su práctica docente, así como adecuar los materiales para el logro de los propósitos de cada contenido.




Actualmente las escuelas de nuestro país requieren métodos de enseñanza que logren los propósitos establecidos en los Planes y Programas de estudio, se necesitan docentes mejor preparados, capacitados para hacer funcionales a los educandos, por tales motivos la Secretaría de Educación Publica (SEP) con el afán de hacerlo realidad, ha propuesto a los docentes recibir capacitación al inicio de cada ciclo escolar, así como durante todo el ciclo escolar a través de otras instituciones que apoyan la labor docente. Pero a pesar de los esfuerzos de la SEP aun queda mucho por hacer, tal es el caso de los métodos empleados por los docentes para enseñar sobre todo la asignatura de matemáticas; castigos, malos tratos, carácter agrio del docente y sobre todo funcionando como un simple transmisor de conocimientos, es decir, el niños escucha y el docente habla, muestra la solución del problema y que los niños resuelvan algunos ejercicios. ¿Será funcional este método? La respuesta es ¡no!; la educación, los niños, la comunidad exigen un cambio radical.
Este proyecto tiene dos beneficiarios por un lado beneficiará a los docentes ya que son los actores principales de la educación, y por el otro están los alumnos ya que se necesitan para aplicar y evaluar el proyecto. En cuanto a los docentes hay que invitarlos a actualizarse y adoptar nuevos roles; en cuanto a los educandos se beneficiará a un grupo de 22 de sexto grado grupo “a”, 15 niñas y 7 niños.
Su importancia radica en el logro de los Propósitos y Contenidos de la Educación Primaria señalados en el Plan y Programas de Estudio, así como en el desarrollo de habilidades intelectuales específicas en particular en la asignatura de matemáticas, que sepan utilizar las operaciones básicas y que apliquen los conocimientos matemáticos en la vida cotidiana.
Si este proyecto no se desarrolla o se aplica, se estará perdiendo de una oportunidad de cambiar la educación en México, de cambiar las viejas costumbres de enseñar por métodos nuevos, se perderá la oportunidad de acceder a las nuevas tecnologías por parte de docentes y alumnos.
Al ser innovador este proyecto, no se requerirán grandes cantidades de dinero para su puesta en marcha, la finalidad de ser innovador es generar el menor costo posible para todos los actores que conforman el sector educativo y en particular para docentes y alumnos. Se reducirá el tiempo en la realización de trazos y demostraciones matemáticas gracias al equipo de Enciclomedia que la escuela posee, al igual recortará gastos excesivos en materiales que muchas veces no se utilizan al 100%, sobre todo reducirá costos de navegación por Internet en la búsqueda de información por parte de docentes y alumnos.
En la medida en que se aplique este proyecto, los alumnos mostraran más interés en el desarrollo de las clases, participarán activamente y promoverá el compañerismo y la solidaridad. También cambiará el aprendizaje ya que no serán meramente receptores sino que estarán generando nuevos conocimientos a través de la visualización y manipulación de la información, se sentirán más a gusto alejándoles las presiones y lo tradicionalista.
Es necesario que se aplique en este momento, ya que se requieren mejores resultados en la calidad educativa, día con día la vida cambia y los educandos requieren habilidades, conocimientos, destrezas que le permitan hacer frente a estos cambios. No debemos perder la oportunidad de hacer algo nuevo cada día, con la situación actual de la vida moderna se requieren mejores elementos solo así se logrará el éxito mundialmente.
En educación hay mucho por hacer, los resultados se obtendrán al observar alumnos capaces de enfrentar y resolver problemas que se derivan del uso de las habilidades matemáticas, y se le estará brindando a los docentes la oportunidad de modificar sus hábitos de enseñanza y los tiempos en su aplicación. Brindémosle a la educación de nuestro país la oportunidad de generar una educación de calidad.



Las tecnologías de la computación y de la comunicación están produciendo transformaciones de tal magnitud que, prácticamente, todos los sectores de la sociedad han recibido, directa o indirectamente, su influencia. Pese a que uno de los fines de la educación es preparar a los sujetos a enfrentar los desafíos de su época (Giroux, 1990; Sancho, 1996), en la República Argentina, la integración de esas tecnologías a la educación general básica, salvo contadas excepciones, permanece prácticamente ausente o bien suele tener un espacio aislado y marginal. Probablemente, hay que ubicar la causa principal de esta situación en las políticas erráticas y discontinuas seguidas por las diferentes administraciones político-educativas. En efecto, es habitual, por ejemplo, la falta de continuidad en los planes de capacitación y asesoramiento a los docentes, la escasa provisión de equipos e infraestructura en las escuelas, así como el deficiente apoyo al mantenimiento de los mismos. Sin embargo, en el año 2000, comenzó la construcción de un portal educativo de alcance nacional (Portal Educ-ar, http://www.educ.ar), cuyo objetivo es interconectar a todas las escuelas públicas del país y poner al servicio del docente un amplio banco de recursos informáticos. Este portal está en desarrollo y habrá que esperar cierto tiempo para ver qué grado de incidencia tiene en la escuela y de qué manera se resuelven la multitud de problemas que conlleva ese ambicioso proyecto.
Observando la situación desde un punto de vista mucho más general, uno de los problemas más complejos que debe enfrentar cualquier iniciativa de cambio está dado por el hecho de que sus actores se encuentran atrapados por la presencia imperceptible y pertinaz de una cultura escolar adaptada a situaciones pretéritas. La escuela impone lenta, pero tenaz, modos de conducta, de pensamiento y relaciones propios de la institución que se reproduce a sí misma, con independencia de los cambios radicales que suceden a su alrededor (Berger y Luckman, 1984; Douglas, 1996). Sin embargo, existe una relación dialéctica entre la cultura de la institución y la intencionalidad de los actores, que hace que la escuela pueda contar con un espacio de autonomía relativa (Díaz Barriga, 1994); todo curriculum deja espacios o intersticios que mantienen abierta la posibilidad de innovación, esto es: un potencial sin el cual, tanto docentes como alumnos, aun viviendo las contradicciones y desajustes evidentes de las prácticas escolares dominantes, acabarían reproduciendo, en forma inmutable, las rutinas que genera la cultura escolar (Frigerio, 1991).
De acuerdo con la tradición educativa argentina, la escuela es una institución cuya función es democratizar el conocimiento, permitiendo que los sujetos puedan apropiarse de los diferentes saberes y valores culturales de su tiempo, sin irritantes distinciones entre alumnos provenientes de diferentes estratos socioeconómicos. Dentro de ese marco conceptual, la apropiación social de la computadora significa que, además de conocer su operatividad elemental, el alumno pueda integrarla a sus actividades escolares cotidianas en forma creativa y de acuerdo a sus propios intereses (Fichtner, 1999).
Nuestro ámbito de trabajo se ubica en la ciudad de Mar del Plata, la cual tiene más de 680,000 habitantes y es la más importante del interior de la provincia de Buenos Aires. En ese ambiente, hemos participado en diferentes planes de capacitación docente sobre el uso de las computadoras en el ámbito escolar y efectuado distintas investigaciones, lo cual nos ha permitido conocer los problemas que afectan a los docentes. Hemos constatado que a pesar de que los maestros manifiestan actitudes positivas, resultan claras las serias dificultades con que se encuentran en el momento de intentar incorporar creativamente la computadora a sus actividades cotidianas (Martínez, Astiz, Medina, Montero y Pedrosa, 1998b). En el caso de los alumnos, resulta alentadora la evidencia empírica sobre actitudes claramente positivas (Martínez, Astiz, Medina, Montero, Pedrosa y Tait, 1999), así como su disposición para trabajar con la computadora (Martínez, Astiz, Medina, Montero y Pedrosa, 1998a). De acuerdo con lo que señalábamos más arriba, en gran parte de los establecimientos escolares en los cuales la computadora forma parte de su equipamiento, el denominador común es que a las actividades informáticas se les asigne una baja carga horaria y que se lleven a cabo en forma aislada del resto de las asignaturas, en un espacio habitualmente denominado 'laboratorio de computación', a cargo de un profesional o docente del área informática (Martínez, Astiz, Medina, Pedrosa y Tait, 1998c). Como consecuencia de ello, no hay prácticamente ninguna vinculación entre los 'docentes de aula' y el 'docente de computación'. Ese divorcio observable se profundiza por cuanto el aula ordinaria y los laboratorios de computación tienen estructuras funcionales y modos de trabajo radicalmente diferentes, lo cual no es un asunto menor cuando se piensa en una posible integración de sus actividades (Crook, 1998; Martínez, Montero y Pedrosa, en prensa).
Los conceptos expuestos precedentemente dan sustento a la afirmación de que la incorporación de los recursos informáticos al desarrollo de las distintas asignaturas pasa por integrar o vincular las actividades del aula ordinaria con las del laboratorio de computación. Bajo esa premisa, partimos de la hipótesis de que una forma natural para establecer una eventual integración entre el aula y el laboratorio requiere, por una parte, investigar el rol del laboratorio dentro de la escuela, su estructura, las actividades que se desarrollan en él y las formas de actuación de alumnos y docentes en ese ámbito; este tema lo hemos investigado en un trabajo previo, del cual surgen indicios que nos permiten afirmar que, en nuestro medio de actuación, existen algunos espacios por medio de los cuales se pueden establecer conexiones entre el laboratorio y el aula, con el objeto de usar creativamente la tecnología en diferentes campos del conocimiento (Martínez, Montero y Pedrosa, en prensa). Por otra parte, requiere conocer las formas de trabajo en el aula, los soportes de apoyo a esas actividades, las tareas encomendadas a los alumnos y la percepción que tienen los docentes sobre las dificultades que encuentran en sus alumnos y que dificultan el aprendizaje; asuntos que son el objeto de esta investigación, la cual pretende llegar a un diagnóstico sobre los siguientes puntos:
a) ¿Cuáles son los métodos de enseñanza que habitualmente practican los docentes?b) ¿Cuáles son los recursos de uso corriente para esas actividades?c) ¿Cuál es el uso específico que hacen de la computadora? d) ¿Cuáles son las actividades que les encomiendan a sus alumnos? e) ¿Cuál es la percepción de los docentes sobre las dificultades que encuentran en sus alumnos a la hora de desarrollar sus clases?

Quienes propugnan por la integración de las NTIC para el aprendizaje de las ciencias afirman que estas tecnologías, desarrolladas y utilizadas adecuadamente, tienen la capacidad de:
Presentar los materiales a través de múltiples medios y canales.
Motivar e involucrar a los estudiantes en actividades de aprendizaje significativas.
Proporcionar representaciones gráficas de conceptos y modelos abstractos.
Mejorar el pensamiento crítico y otras habilidades y procesos cognitivos superiores.
Posibilitar el uso de la información adquirida para resolver problemas y para explicar los fenómenos del entorno. · Permitir el acceso a la investigación científica y el contacto con científicos y base de datos reales.
Ofrecer a maestros y estudiantes una plataforma a través de la cual pueden comunicarse con compañeros y colegas de lugares distantes, intercambiar trabajo, desarrollar investigaciones y funcionar como si no hubiera fronteras geográficas.

http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/num5/pdfs/ambientes_aprendizaje_constructivista.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada